De un tiempo para acá y fruto del trabajo en casi todas las empresas y emprendedores con los que me he sentado en los últimos años, me he sostenido en un discurso al que le he venido afilando lápiz para ayudar y responder a la resistencia al cambio de las organizaciones versus la exigencia del mercado por la Transformación Digital, la Innovación y cualquier otro termino y campaña de moda.

He estado en las empresas y he sido una de ellas en la que la apuesta por las grandes reformas resulta muchas más veces perdida que ganada, los expertos “alientan” de rara forma con argumentos como que solo el 2% de quienes inician algo lo terminan, y creo que tienen razón.

Es obvio que cambiar no es fácil, se piensa que es caro, largo y que a menos que sea un cambio con una incertidumbre positiva, no se espera con los brazos abiertos, y está bien que no sea fácil, si lo fuera todos lo harían, y el mercado no sería todo lo bueno que actualmente que se le pueda sacar: El abandono de prácticas ineficientes, el mejor aprovechamiento de los recursos, la eliminación o minimización del desperdicio, la sostenibilidad, la reducción del impacto en el planeta, las economías circulares, y muchos más beneficios que en general exigen entender la plasticidad del cerebro humano y llevarla a la flexibilidad empresarial.

Muchos empresarios están agotados del taller de Innovación y que los resultados sigan estando lejos, no porque la teoría o las metodologías estén mal, a mi parecer una buena proporción es por qué no sabemos movernos entre la necesidad de mejora y la operación continua, es decir que el día a día nos consume y que nuestra insana inmediatez latina no es algo que juegue a nuestro favor.

El lápiz que afilo escribe un método de aligerar el cambio haciéndolo lo más llevadero posible, volviéndolo parte del ADN organizacional, crear y mantener una cultura del cambio implementando pequeños Laboratorios de Innovación Corporativa. Espacios de y para todos, abiertos todo el tiempo y que facilitan la búsqueda, solución, ejecución y replica no de grandes problemas, ni de titánicas implementaciones o reestructuraciones, sino de Mínimos Extraordinarios – MEXT: Una colección de pequeños cambios en serie, que sumados hacen grandes impactos organizacionales.

Los MEXT desarrollan fácil y rápidamente múltiples habilidades como la Creatividad (desde la definición del problema, la ideación y el desarrollo de la solución), el trabajo en equipo (al solucionar colectivamente retos de grupo que afecten un área de la compañía), aumentar el sentido de pertenencia (al participar de manera colectiva y abierta en la solución de retos que pueden mejorar toda la empresa – Innovación abierta), el mejoramiento continuo, la reducción del miedo al fracaso (Al minimizar el impacto, se reducen los riesgos, los tiempos son menores y los costos también, si las cosas no salen como se espera, se pierde poco, se aprende mucho), entre muchos otros.

Fases de creación de un Laboratorio de Innovación basado en MEXT – Mínimos Extraordinarios

  • Creación del ambiente y preparación del Laboratorio y tablero
  • Identificar correctamente problemas y transformación a retos;
  • Tiempo de Ideación continua
  • Selección, creación de solución y método de medición
  • Ejecución
  • Socialización y Vuelta al tablero

La idea de una metodología enfocada a Nuestra manera de hacer las cosas llevaba tiempo cocinándola, más porque en las PYMES no me sentía totalmente cómodo con las metodologías convencionales cuando me preguntaban “¿Y cómo hacemos eso junto a lo que ya venimos haciendo?.

Inspirado en modelos como Lombard, el CPS -Solución Creativa de Problemas, el método Kaisen de mejoramiento continuo, la brutal sencillez de lo simple (libro de ,  y por raro que parezca también el discurso del Almirante de la Marina de los Estados Unidos William H. McCraven, dirigido en la graduación de estudiantes de la Universidad de Texas. “Si quieres cambiar el mundo, empieza por tender la cama”.

Aunque estas son las actividades generales para el desarrollo del Lab., cada una los iré detallando en otros post, videos y materiales que desde Hackoi estamos construyendo desde hace algún tiempo. Si desean más información, con gusto contáctenme a ed@hackoi.com

Iniciemos juntos el cambio de a pasos cortos, que sea creativo, diferenciador, disruptivo, con un alto poder de comunicación.

Comentarios (50)

Hacer un comentario