Lo de las pantuflas es cierto, y sin ellas es bueno darse en el dedo pequeño y echar madres por un rato, y cuando me di un madrazo caminando por el ferri Marco polo aún con el sol en poniente, me dije “que torpe” por no ver la tapa que abre la bodega y está a ras del piso , “sóbese que pa’ eso Dios le dio manos “ eso decía siempre mamá, pero cuando me di la segunda vez, me hubiera declarado pendejo si no fuera por la excusa; quizás no válida para usted lector, “¡el atardecer a orillas del rio Orteguaza estaba espectacular, estaba anonadado!”, eso no quita lo pende

Como decano de universidad en Colombia, declararía la visita obligada a todos los parques naturales, y exigiría tesis con la aplicación de los conocimientos adquiridos en las carreras, aplicados como beneficios para las regiones del país.