LinkedIn no es precisamente la red a la que más le dedico tiempo. Poco comento, poco interactúo, y lo uso para compartir los artículos relacionados con mi portal Turismoytecnologia.com, y como a que hace poco compraron SlideShare.net, socializo las presentaciones de mis conferencias. Esas interacciones han granjeado varias charlas, portales y consultorías,

La última lograda es el motivo de este post, en el que resumo la jornada y también un par de días en las playas de Puerto Colombia, un municipio a 40 minutos de la Arenosa.

La clase

La Universidad del Norte de Barranquilla me invito a dictar el ultimo módulo de su diplomado de Social Media hablando de Social CRM.

La verdad me resulto muy interesante ver que se incluya una materia considerada de gestión empresarial, dentro de acciones de comunicación y aparece la respuesta:

"¡Es obvio, la comunicación y sus estrategias son parte de la Gestión empresarial”!

Y si es obvio: ¿por qué aún no se aplica en todas partes y la gente de comunicación no hace parte de todas las decisiones corporativas?, ¿Por qué muchos gerentes; sabiendo que significa un CRM, sus portentos y glorias, no llegan a la mediana empresa?,

Será solo percepción mía, y tras bambalinas y oficinas, las empresas colombianas en su mayoría si usan estrategias de Gestión de las estrategias y relaciones con los clientes ¿? ¿En su empresa si es así?, ¡que bonito y casi idílico seria!

Arranque la clase con repaso de las características más críticas del "2.0”:

  • Participación
  • Estándares
  • Descentralización
  • Accesibilidad
  • Modularidad
  • Control de usuario
  • Identidad
  • Movilidad

Retos del Social Media Marketing:

  • Conectar con el “nuevo” consumidor social
  • Innovar y generar inteligencia de negocio
  • Captar clientes y canalizar ventas por frentes de comunicación
  • Generar mayores ratios de tráfico cualificado y conversión
  • Ampliar el recorrido y efectividad del Word of Mouth
  • Desarrollar (probar) nuevas tácticas de Cross Selling y Upselling
  • Ampliar la comunidad y dinámica de vinculación e influencia
  • Testear nuevos modelos de captación, atención al cliente y respuesta efectiva

Era de esperarse que al mencionar la MUY, muy, MUY, Muy, importante labor del CM como investigador, y analista de métricas sociales en pro de la Evaluación de la Experiencia del cliente, la clase se tornara casi como la de Algebra después de ver español por muchas horas. Y pasamos durante las 10 horas del módulo por:

  • Social Media Marketing:
  • Knowledge Base
  • Experiencia del cliente
  • Social Analytics
  • CRM (Objetivos - Funcionamiento - Ventajas - Reglas para implementación - Errores a evitar)
  • Social CRM (Objetivo - Beneficios - Componentes)
  • Pasos para integrar social CRM a tu empresa.
  • Herramientas para Social CRM

Resultado final, Asistentes cabezones y algunos replanteándose su futuro como Community Managers por uno dirigido a métricas y analítica, lo que por mi parte me satisface porque adolecemos la ausencia de gente que 1. sepa medir y 2, interprete y saque buenas conclusiones.

---

El Viaje a Puerto Colombia

Termina la jornada de 10 horas con gran almuerzo y deli postre de helado, me quedaban 28 horas para volver a Bogotá, el resto lo contare cual bitácora

Sábado

14:30
Arranco con maleta en mano y de pie en un bus municipal, dos mil el pasaje.
15:20
Me deja en Sabanilla, para regatear la moto que me llevara a puerto (no cogí el bus directo por ignorante) - dos mil el pasaje.
16:20 
Llego al pueblo y haciendo alarde del viajero todoterreno, pido al motorista que me lleve a un hospedaje económico, termino en un sitio cuyos visitantes no tardarán más de 3 horas (Muchas veces menos) en desocupar. De tripas corazón, y de oídos sordos, solté la maleta, recibí el candado, y la meta era llegar muy cansado para que el sueño apagara los gemidos y reclamos vecinos. Pago por la "cama" 40 mil.
17:20
Salgo a correr, bajo a la playa, me amenazan los perros, me siento en la arena y disfruto el atardecer.
Dejo que los pies me lleven por la arena, desde la playa de Kilimanyaro, pasando por el Malecón, el resto por la carretera paralela, llegar al pedazo de muelle, seguir por el resto de playa hasta que se acaba, y la carretera también hasta que se acaba, miras alrededor, y entre la oscuridad y las casas con el equipo de sonido al tope,
Decido que es hora de regresar.
18:30
Llego a la misma playa donde arranque, y el perro más osado hinco el diente en mi pantorrilla,
Vuelvo al motel, me ducho y recapacito porque diablos me metí allí.
Hago maleta y después del reclamo inútil por un cobro justo, salgo a caminar molesto hasta el pueblo, a ver que puedo encontrar de verdad.
19:30
Aterrizo en una buena cama por 66 mil la noche incluida la promesa de un desayuno al otro día, salgo de vuelta al otro lado del pueblo a Kilimanyaro por una cerveza y un viejo amigo que viene de Barranquilla.
A las Risas, las buenas anécdotas y los pies en la arena, los alumbro la luna llena reflejada en la oscuridad del caribe.

Domingo

9:40
¡Levántate “rolito”! (Así les decían a todos los profes que viajaban del interior allá en la U), Hay que nadar, correr, hay playa, mar y sol. fotos, fotos, y a ver el monumento a la imbecilidad y corrupción colombiana.

El muelle estaba a escasas 3 cuadras del hotel, y la entrada rezaba "Prohibido", y con justa razón.
El que otrora (1893) fue el segundo más largo del mundo, con 1.220 metros. de longitud, y el tercero de mayor calado. Avisaba que estaba prohibida la entrada, porque por allá por marzo de 2009, sus últimos 200 metros se derrumbaron en lo profundo del mar, y así se han caído día a día más pedazos de la estructura. 
La historia es triste al saber que a la industria ferroviaria se la comió la de venta de camiones,
por allá en 1943 inicio la decadencia de la ciudad, cuando el gobierno prohibió la actividad portuaria a través del muelle de Puerto Colombia, casi se condenó a la ruina y al olvido a la población.

Y hoy es un recuerdo que da vergüenza, pero el constante ruido, los vendedores ambulantes, el típico colombiano haciendo cuanto puede para simplemente hacer, dan sosiego a un territorio y gentes que estoy seguro pueden estar mejor si las instituciones reconsideraran el puerto y con él a Bocas de cenizas.
Dicen que eso se ve venir. Disculparan lo díscolo que pueda ser, pero hasta no ver a 1 metro de distancia, los trabajos resultados de palabras de políticos, este pecho: no creer.
Caminando por el Muelle, ves pescadores y sus presas, gaviotas hambrientas, jóvenes meditabundos, parejas y extranjeros., 

11:30
Ya en el malecón me encuentro con el que sería por 30 min. mi profesor de Surf, este hombre miembro del clan de los Mc Quaker, logró que este muy inexperto y además traumado practicante (en Perú ni siquiera me podía subir, jaja), avanzara de pie en la tabla por varios metros!! ¡¡Bendito sea!!

Me gocé un campeonato de expertos,
en la zona las olas no son las que producen un tubo para pasar bajo el, pero dan para la diversión y un buen grupo de entusiastas, entre los que me contaron que estaba el campeón nacional.
Aprendí las calificaciones los giros, las piruetas y lo verracos que son estos manes.

14:30
Y entre fotos y caminata, en el pueblo un señor vendiendo en pequeñas jaulas más de 20 pajaritos. Me hizo hervir la sangre

Un inquietante aviso de obra de un parqueadero para el malecón, y detrás el que al parecer era el parqueadero me hace pensar si eso es una broma, y/o la muestra del nivel de corrupción de la zona, ustedes juzguen, la obra no tiene acceso, solo está puesta allí en el medio del charco

Me encanta la arquitectura, y eso incluye hasta las casas de paja, palma, madera, (no las típicas cajas de bocadillo que saben hacer los maestros de obra para todas las casas de bario de la ciudad).
15:30
Abordo el bus a Barranquilla, y en el recorrido me esfuerzo por terminar el 5to libro de Juego de tronos, (me tiene consumido)
16:20
Abordo el bus a Malambo, que pasa por el aeropuerto, y sigo leyendo
17:10
Llego al aeropuerto, compro panderitos, un forro para el celular, y pierdo la cédula, entro a internet y la reporto en la web de la policía, imprimo, y entro a zona de embarque.
17:30
¡Gritan mi nombre, al ver la cara de la aeromoza entendí que encontraron mi cédula, Bendita Sea!
20:50
Llego a casa, Home Sweet Home, Fin de la bitácora capitán

---

Conclusión

Volver a la zona, si, encontré muchas playas que vale la pena recorrer, la fuerza del mar me encanta, además porque continuamente se corren triatlones y todo el terreno se presta con creces para las pruebas físicas.

Además, con lo que promete el futuro turístico de Barranquilla (la puerta de oro de Colombia), lo cerca de la sierra, mi familia debe gozarse el paseo, (con otros ojos y experiencias claro) pero este destino ya está checkeado, y amerita otro recorrido (para mi gusto).

Estas son todas las fotos de la colección

¿Ustedes ya conocen Puerto Colombia? ¿Sus hoteles Boutique? ¿Sus playas? ¿Cómo les fue? ¡Cuenten!

Hacer un comentario