En Colombia, mi país, uno de los “karmas” mas fuertes para la micro y mediana empresa (seguramente también para las grandes) es la entrada al país de mercancías venidas de China a precios irrisorios comparados contra los de producción directa en el país…, Este Post no es para comentar esa triste historia que negativa y positivamente afecta a unos y a otros. Esta más dedicado como un motivo de admiración por aquellas empresas que le apuestan a unirse a la cultura de producción china y son capaces de lograr sitios por +/- 300 mil pesos colombianos o +/-U$130 dólares.

La verdad sea dicha, unos “verracos” (eso en Colombia no es un insulto), porque hacer todo lo que un sitio requiere y amerita, en tiempos record, y con todas las metodologías, evaluaciones y revisiones previas y posteriores, estándares y tecnologías, ¡hombre! , son unos duros! Y que aun le queden ganancias para hacer publicidad en los medios masivos como El Tiempo o Facebook, a ratos me hacen pensar que algo no estoy haciendo bien…, porque las veces que he estado embebido o cerca de un proyecto Web, por más rápido que lo logro sacar bien planeado, estructurado, diseñado, montado, con contenidos, publicado y posicionado, me tomo 1 semana (y lo de posicionado es un decir, porque lo que hice fue registrar el sitio en los motores) ¿será que ellos creen que eso es posicionar?.

Es cierto los admiro y mas aun a los clientes que llevan a buena culminación las actividades y proyectos que realicen comúnmente, porque entre tanta oferta por desarrollo de sitios, escoger aquellas tan económicas, determina apostarle a que la frase “lo barato sale caro” es una mentira, y que su empresa se vera bien representada en la Web para sus visitantes, para sus clientes y para su competencia, por el equivalente en dinero pagado.

Hace poco las imaginábamos como eran capaces de producir y sostenerse, y llego a la mente la imagen de gigantescos barcos con chinos o mongoles remando y un bongo gigantesco tocando fuertemente en el centro de todos los desarrolladores, ¡plantilla!, ¡plantilla!, ¡tabla!, ¡tabla!, ¡tabla!, y cada uno con su portátil (que digo yo portátil, Pc) encima de una tabla unida a la pared y el monitor empotrado en la pared.

Exagero y es obvio que quienes conocemos las múltiples labores del desarrollo nos sorprenda que alguien pueda hacer un buen trabajo por tan bajo precio, al principio es molesto, luego y con mas cabeza fría se entiende que quien elige esos precios son quienes estar en Internet (no importa como) es lo importante, quienes están en rangos un “poco” mas elevados son aquellos no solo que están, que participan activamente del trabajo de Internet, y quienes están en rangos muy superiores, están participan, y permiten participación en sus espacios en Web. No los juzgo, en serio!, en cierta forma agradezco su labor, he aprendido que muchos clientes que empiezan estando en la Web, terminan aprendiendo que la idea no es solo estar en la fiesta, es también es bailar en ella, y después dan el paso para ser parte de la fiesta invitando a que los demás rumbeen en esta Pachanga, Pachanga Web!, jeje

Las pregunta sueltas son…¿de cuál grupo eres? ¿Crees que se hace bien bajando tanto los precios para hacerle peso a la competencia?¿cómo valoras el precio a pagar por el sitio de tu empresa?

Relacionado con: 

Hacer un comentario